Menú Cerrar

Mi chibitour a Japón 1 (día 7, MI 16/05/2001): Shijô Kioto y durmiendo

MI CHIBITOUR A JAPÓN 1

DIARIO DE UNA EMBARAZADA EN JAPÓN.

Kioto – Osaka – Miyajima – Tokio – Nikko – Kamakura – Yokohama – Kawagoe

(10 – 31 de mayo 2001, 22 días)

 

7- MI 16/05/2001 Shijô (Kyôto), durmiendo.

Algo debió sentarme realmente mal porque me pasé toda la noche bajando las escaleras para ir al váter a causa de una buena gastroenteritis. Si las prisas son malas no te puedes imaginar tener que bajar unas escaleras de madera que hacen muchísimo ruido e intentar no despertar a nadie. Eran tan empinadas que las rodillas chocaban contra la barriga, tenía que caminar patizamba al subir y al bajar. Así, varias veces a lo largo de la noche. Buf. Llegó un momento dado que bajaba de culo por miedo a caerme. Eso sí, agradecí muchísimo el chorrito calentito del váter.

Para más inri, me había picado un mosquito, y aparte de un típico punto rojo, me había salido un bulto blanco más grande de lo que era habitual en mí y picaba tres mil demonios. De tanto caminar también tenía una pequeña ampolla en el talón, menos mal que eso no me dolía.

No hacía más que acordarme de mi hija, quería llamarla, pero con las siete horas de diferencia se me hacía difícil calcular bien la mejor hora para hacerlo.

 

2.55 A.M.

Uf, menos mal que me ha dado tiempo de ir al cuarto de baño, sino me lo hago encima. Qué dolor de barriga más intenso. Y he agradecido el chorro de agua directo para la zona. ¡Qué susto, pensaba que no llegaba! Y me duelen mucho los riñones al caminar, ¿por qué? Y las piernas. Por la mañana ya me dolía en dos sitios a la izquierda, sólo llevaba camisón y anoche, sin calcetines en el pie, creo que me ha picado una mosquita japa. Punto rojo y bulto blanco, ¡cómo pica! En las dos piernas.

 

4.00 A.M.

Que no puedo dormir, tengo mucho calor con el camisón y el pantalón de invierno, pero no quiero quitármelos, bastante he tenido por ahora de picaduras. Me dolía un poco la barriga, pero falsa alarma, bebo un poco de leche, que está riquísima, esperaré un rato y después intentaré dormir. Y eso que me da mucho pánico bajar o subir estas escaleras, y ya van tres veces. Si viviera aquí no podría ser en una casa con estas escaleras. Y me da mucho palo con el tatami, hago un ruido espantoso, seguro que el padre de Michiko se acuerda de todos mis familiares.

El pan de sándwich es mucho más grueso y grande, también está buenísimo. Aparte de las picaduras, acabo de ver al maldito mosquito. Me han salido unas pequeñas ampollas en el talón, aunque ahí no duelen demasiado. Yo pensaba que los japos eran más amables, pero no sé, tengo la impresión contraria. Vale que soy extranjera, pero estando embarazada, creí que tendrían más consideración. Me empujan igual, no me ceden el sitio, etc. No sé, no me gusta, grrr.

Son las 21.00 en España así que Maya estará a punto de dormirse, tengo tantas ganas de llamarla. Creo que el fin de semana lo haré o bueno, por un par de días, me espero a que estén en casa. Tengo tantas ganas de oírle.  Y mi hermana pequeña supongo que estará conectada a internet, aunque no sé si leyó el mail de ayer o ha contestado.

Ya he preparado algunas cartas para mandar mañana con Kitty incluida a mi hermana y a mi mejor amiga por su cumple. Cartita a casa para tener recuerdo y postalitas a la Iaia, a Barceló Viajes que me tramitó el billete y a mi compi de Arait.

Tengo ganas de comprar las cortinas de Kitty y llaveros de Shinsengumi y de Maiko. Creo que se podrían vender muy bien y de los regalos tengo muchas muestras y si alguien lo pidiera, podría decírselo a Michiko. No sé porque nadie me ha dicho nada sobre ello ni comentado. Son cosas que siempre hubiera querido tener y si no vienes aquí, es imposible. Me encanta Kyôto. Veremos Tôkyô, no sé.

 

6.50 A.M.

Que nada, que es imposible, no puedo dormir, lo intenté a las 5, pero ya era de día y no pude. Pensé en dormir por lo menos tres horas, pero he preferido levantarme, hacer las cosas temprano y volver pronto. Supongo que a media tarde ya dormiré a gusto. También he pensado en comprar más cosas en Shijô, tradicionales, hasta la mitad del dinero, incluso lo prefiero al manga y seguro que de eso no tengo competencia. Y me encanta y es más fácil de comprar para Michiko. Está aquí con su padre antes de irse a trabajar.

 

17.25 P.M.

Menos mal que he dormido unas tres horas a pesar del escándalo que arman los críos de la guardería de aquí al lado, qué calor más pegajoso. Justo cuando he cogido el tren, me ha entrado sueño, me he despistado y había subido al tren que pasa de repente ser el metro así que he acabado en Shijô directamente.

Hubiera estado bien si no fuera que hasta las 11 no abrían y faltaban dos horas. He desayunado y he dado algunas vueltas sin encontrar las tiendas que me interesaban, pero en una lo he pillado casi todo. Me faltan las cajas de música y mirar algo más así que mañana no iré a Nara sino a Ginkakuji o Kinkakuji y quizá volver a Shijô otro rato. Tengo cosas preciosas.

He comido algo y me he vuelto a las 14.30, algo cansada estoy ya que no he dormido apenas nada. Voy a hacer recuento.

Tras toda la noche revuelta, nos quedamos tranquilamente en casa donde el padre me comentó su pasión por el tiro con arco, que trabaja entregando pañales lavables (¡qué ecológicos!) y alguna telenovela que estaba viendo de la que no me enteraba de nada. No sé para qué tanto estudiar japonés si a la hora de la verdad no me entero de nada.

En las noticias no paraban de comentar lo de la chica que había quedado con un desconocido tras hablar por el mail del móvil y había aparecido muerta. Por suerte ya lo han atrapado.

 

8- MI 16/05/2001 Shijô (Kyôto), durmiendo.

 

#chibitour #viajeajapon #mayo #2001 #chibidiario #portaljapon #alessandramourachii #embarazada

#shijo #kioto #vaterjapones #hellokitty #kimono

 

Publicado en chibitours, Japón

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.